productos congelados

5 recomendaciones para elegir productos congelados más saludables

Es importante conocer qué llevamos a nuestra boca, más que comer debemos aprender cómo alimentarnos de manera sana; esto último nos inclina a prestar mayor atención a los productos que usualmente compramos y no sólo elegir lo que parezca más práctico y rápido. En este caso, los productos congelados suelen ser una solución común para esos momentos en los que el tiempo se acorta y queremos una comida en minutos.

Si bien, hay alimentos que se aprovechan mejor cuando están frescos, no se descarta que existan productos congelados que conservan muchos de sus nutrientes, es cuestión de comprar los adecuados; un ejemplo de ello son las frutas y verduras. 

El proceso de congelación permite que el agua contenida en las frutas cambie de estado líquido a sólido, y como consecuencia de esto los nutrientes se conservan por más tiempo.

Diferencia entre productos congelados y refrigerados

Refrigerar y congelar podría sonar igual, sin embargo cuando hablamos de productos congelados, existe una pequeña diferencia que cambia todo: la temperatura. 

Por una parte, la refrigeración es un proceso que funciona con la reducción de la temperatura, lo que permite que la vida aprovechable de los alimentos se prolongue un poco más, lamentablemente es solo ralentizar el reloj pues al cabo de un tiempo los alimentos se pudrirán. 

En el caso de la congelación, las temperaturas suelen ser menores a los -30°C, lo que transforma el estado del producto.

El miedo a los conservantes y los productos congelados

Es importante conocer que los conservantes pueden ser naturales o artificiales, estos son utilizados para reducir el deterioro de los alimentos, evitando que continúen con su ciclo natural y sean utilizados durante un tiempo mayor. 

El miedo llega cuando las sustancias utilizadas como conservantes podrían ser cancerígenas o producir desequilibrios en el metabolismo, ejemplo de ellos son: nitrocompuestos y el ácido benzoico. Las alternativas para estos suelen ser procesos de ultra pasteurización de alimentos, consumirlos frescos o congelarlos… Ahora podemos ver que los productos congelados son una solución y no un enemigo mortal.

Valor nutricional de los productos congelados

Según estudios realizados por American Frozen Food Institute, algunas frutas y vegetales congelados dependiendo de su sistema de congelación, pueden ser más nutritivas que las frescas, para esto se afirma que los alimentos destinados a congelar son cosechados en un momento adecuado, estando en su punto de «frescura máxima». 

Sin embargo, las dudas y el temor de consumir alimentos congelados continua; motivados por esta razón, nos gustaría darte algunas recomendaciones para elegir estos productos congelados, aprovechando el máximo de sus nutrientes.

5 recomendaciones para elegir productos congelados más saludables:

  1. Revisa siempre las etiquetas que indican el valor nutricional, es tu manera de conocer a ciencia cierta qué es lo que estás consumiendo. 
  2. Opta por escoger alimentos congelados separados y no un plato que involucre varios elementos, esto es recomendable ya que cada alimento posee una manera muy particular de preservarse.
  3. Elige productos congelados que no posean sazonado previo, menos es más.
  4. Que tu primera opción en frutas sean aquellas que no tienen azúcar añadido, esto evitará que llenes tu cuerpo de azúcares dañinos.
  5. Dile no a los fritos y empanizados, su versión «saludable» siempre será la mejor.